Bandoleros en Mallorca
Publicado el / por Productes de Mallorca / en Historia

Bandoleros en Mallorca

06¡Bandido!  Esta palabra suena a película del Oeste americano, pero seguramente en una época se pronunció muchas veces en nuestra isla. Hoy os hablaremos de los bandoleros en Mallorca y las circunstancias que los acompañaron.

Epoca y población

Los siglos XVI y XVII no fueron fáciles en Mallorca, pues hubo muchas revueltas populares y un caos generalizado. La población en la isla no era mucha, sobre todo si lo comparamos con la actualidad: En 1503 podía haber entre 35/55.000 personas y  en 1591 entre 110/115.000 personas, pero eso representaba la densidad de población más alta de toda España (26 Hb/Km2) y los recursos no sobraban. Actualmente (2020) en nuestra isla hay en torno a 1 millón de habitantes.

 

Circunstancias en las que aparecen los bandoleros en Mallorca

La mayoría de la población, entre el 70 y el 80 %, vivía en los pueblos y estaban sometidos a muchos impuestos, mientras que las clases dominantes tenían grandes privilegios. Además de esto se dependía mucho de cómo fueran las cosechas, y en varios años habían sido muy malas, lo que provocaba hambre y penurias. Por si todo esto fuera poco, también se declararon varias epidemias, momento en el que fácilmente morían miles de personas, lo que agravaba aún más la situación.  Con todo este caldo de cultivo surgieron las revueltas, el movimiento de las “Germanías”.

 

1521, estalla la Germanía

La Germanía fue una revuelta masiva, una lucha de las clases populares contra las clases dominantes. Lo que pretendía era una reforma de la economía pública, aboliendo determinados impuestos. En Mallorca empezó de manera moderada pero se volvió violenta con asaltos al Castillo de Bellver y sitiando ciudades como Alcudia, donde se refugiaron algunas autoridades. Las tropas del rey, que vinieron en naves desde la Península, tuvieron que intervenir, con una fuerte represión y cientos de ejecuciones. Finalmente el movimiento quedó aniquilado y la economía de Mallorca, muy afectada.

 

El bandolerismo

Los años siguientes, muchos, no fueron de tranquilidad y de hecho el bandidaje proliferó, como continuación de la Germanía. El hambre y la necesidad  apretaban, pues muchas veces las cosechas eran malas e insuficientes. Pero lo que abundaba eran los hombres sin trabajo ni dinero y dispuestos a cualquier cosa. Una de las pocas salidas era dedicarse al bandolerismo y en ese entorno se cometieron todo tipo de delitos: robos en fincas, asaltos en caminos, asesinatos y cualquier otra fechoría imaginable.

 

Carretet mallorquín. Ilustración aparecida en Die Balearen, por Archiduque Luís Salvador

 

Los bandoleros

Se agrupaban en cuadrillas, su vida era itinerante, durmiendo en la montaña y al aire libre o a veces escondidos en cobertizos de fincas. Obviamente no era una vida cómoda y sí llena de miseria, privaciones y peligros porque la ley los perseguía. En muchas ocasiones, estos delitos se pagaban con la vida, pues según lo cometido se les condenaba a la horca. Lo más macabro venía después, ya que para escarmiento público, a los ahorcados se les descuartizaba y se exhibía cabeza y  miembros a la vista de todos.

¿Sabías que en en Palma hay una torre en el palacio de la Almudaina que se llama la “Torre dels Caps”?  Ahí se colgaron y exhibieron las cabezas de los ahorcados durante mucho tiempo.

 

El ultimo bandolero

Hubo muchas bandas de maleantes y alguna de ellas se hizo muy conocida. Así pasó con la “Cuadrilla de Selva”, con 14 miembros y amparada incluso por capellanes, caballeros y terratenientes, que les dieron armas y sustento a cambio de favorecer sus propios intereses.

Sin embargo, toda época llega a su fin y el 15 de Enero de 1729 se ejecutó en Palma al que se considera el último líder de una cuadrilla de bandoleros, Mateu Reus, alias Rotget.

Habían pasado más de 200 años de revueltas e inestabilidad en Mallorca y finalmente la ley logró imponerse al caos.

 

La foto de portada muestra un ex-voto con la representación de un crimen. Las acciones de los bandoleros en Mallorca quitaron el sueño a toda población con una sensación de inseguridad que se sumaba a los ataques del otro lado del mar.  Se utilizaron torres de defensa en la isla para vigilar estos ataques. Sigue el enlace para leerlo: Películas de piratas

Películas de piratas

Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies