El llaut
Publicado el / por Productes de Mallorca / en Tradiciones y costumbres

El llaut

El Llaut

Uno de mis sitios favoritos en Mallorca es Porto Colom, y sobre todo, por su ambiente aún muy mallorquín y por la tranquilidad que se respira. Y la verdad es que, lo que con diferencia  me gusta más es el puerto, con todas esas barquitas blancas y de madera tan típicas de la isla. Son nuestro popular Llaut.

Origen

Aunque la tradición de navegar y hacer barcas en el Mediterráneo es milenaria, los primeros indicios concretos sobre el Llaut datan de la baja Edad Media. En esa época se llamaba Lahut y era una embarcación auxiliar para otras mayores, para la pesca y para la navegación costera.

Características generales

Lo que más define tradicionalmente al Llaut sería su forma de hoja de laurel (vista desde arriba), un mástil delantero o central y su vela latina (2 ó 3). El timón exterior, largo y vertical también es muy característico. Los hay de varios tamaños, típicamente entre 4 y 6 metros, y con detalles constructivos diferentes:

En su obra  Die Balearen (1869) el archiduque Luis Salvador de Austria nos decía que “En la costa norte de Mallorca, los llauts suelen tener una quilla triple mientras que los de la bahía de Palma, en general, solo tienen una quilla simple”.

La razón de ésto es que la Costa Nord es escarpada y el mar más bravo, por lo que los llauts a menudo se sacan del agua. La triple quilla facilita mucho esta maniobra. Por el contrario, en la bahía de Palma, lo más habitual es dejarlos en el mar, amarrados.

Antiguamente los llauts se construían en madera, por unos especialistas llamados mestres d’aixa, que los hacían de manera artesanal. Hoy en día la fibra de vidrio, el plástico y los moldes estandarizados han ido sustituyendo a este tipo de construcción naval tradicional.

El llaut
plano de llaut

Tipos de Llaut

Según se menciona en Die Balearen, en el S XIX había varios tipos de Llaut, con diferencia en su tamaño y en sus usos.

El Llaut viajero

Este tipo se empleaba para el comercio y el cabotaje, entre los puertos de las Baleares, la Península y el norte de Africa. Muy importante fue su uso entre finales del S XVIII y principios del S XX para el comercio entre el puerto de Sóller y el Sur de Francia. Allí se exportaban naranjas, limones, aceite, vino y frutos secos.

Estos llauts eran grandes, de hasta 20 metros, con espacio para carga e incluso 7 u 8 camarotes  bajo la cubierta. La popa no era en punta, como típicamente tienen los más pequeños, sino plana o redondeada.

Se dice que un Llaut de éstos era capaz de navegar entre Barcelona y el Puerto de Sóller en unas 9 horas, a pesar de no tener más que velamen latino y ningún tipo de motor auxiliar.

Y estos llauts viajeros, grandes y muy marineros, se lanzaron en distintas ocasiones a atravesar el Atlántico, hasta Cuba, Puerto Rico, Haití o incluso hasta la Argentina.

El Llaut costero

Este es más pequeño que el viajero, pero aún así podía medir hasta 10/12 metros. Se empleaba para el cabotaje en las Baleares, y esporádicamente para algún viaje hasta la Península.

El Llaut pescador

Más pequeño que los anteriores, de entre 4 y hasta 10 metros, se empleaba tradicionalmente para la pesca, y posteriormente para la navegación recreativa de sus dueños. Por este uso más privado y de ocio ha sido el tipo que más ha pervivido en el tiempo y del cual aún quedan bastantes unidades. Originalmente no tenían motor, pero poco a poco se les han ido instalando pequeños motores Diesel o últimamente, hasta alguno eléctrico.

El Llaut actualmente

Hoy en día existe una gran afición a cosas que simbolicen lo local, lo tradicional. Y por eso tenemos actualmente diferentes exposiciones y regatas de llauts tradicionales, de vela latina.

El llaut
llaut con vela latina

Aún así el número de llauts de madera ha ido decreciendo en los últimos años, por la mayor dificultad de su mantenimiento y reparación. Según datos del año 2010, en Mallorca quedaban por entonces 653 unidades de llauts tradicionales.

Aparte de éstos, existen, y se siguen fabricando, los de fibra de vidrio y plástico, a veces utilizando para hacer los moldes, las plantillas de antiguos mestres d’aixa. Los hay también más grandes, incluso cabinados, motorizados y con todo tipo de equipamiento. Estos últimos son los llauts conocidos como “de Señor” por sus comodidades.

De cualquier manera, si te gusta el mar y quieres disfrutar de nuestro litoral, navegar en un llaut es una de las experiencias más auténticas. Sobre todo si es uno tradicional hecho de madera.

 

Los llauts eran fabricados por auténticos artesanos de los que quedan muy pocos. El enlace siguiente cuenta algo sobre este antiguo oficio de Mallorca, que también se deba en las otras islas de Baleares: Mestres d’aixa

Mestres d’aixa

 

Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies